¿Cómo se utiliza un procesador de alimentos?

Es un secreto a voces que la calidad de un plato depende del mérito del cocinero y de la calidad de la cocción de la comida. Pero a veces, a pesar de la poca experiencia, quieres divertir a tus papilas gustativas con una deliciosa comida casera. Para ello, compras un buen libro de cocina, te pones el delantal y vas al frente en la cocina. Y sabes mejor que nadie que a pesar de todo este arsenal, hay muchas posibilidades de que no tengas éxito con la receta. Por eso se ha creado un pequeño juguete para hacer nuestra tarea menos complicada: es el procesador de alimentos. Muy práctico, ha conquistado todos los corazones y se ha convertido en la nueva tendencia. Pero, una cosa es tener el dispositivo, y otra es usarlo bien. Encuentra en este artículo lo que debes buscar para sacar el máximo provecho de tu procesador de alimentos.

¿Qué es un procesador de alimentos?

Para saber mejor cómo usar la máquina, es esencial saber lo que realmente es. Un procesador de alimentos es como cualquier otro electrodoméstico, pero se usa en la cocina. Se preguntarán si no es otra versión de los robots que ya usan. ¡Bueno, no lo es! A diferencia de los otros aparatos que ya utiliza en su cocina para ayudarle a realizar una tarea específica (cortar, pelar, calentar, etc.), un procesador de alimentos es multitarea.

Sustituye a todos los demás procesadores de alimentos. Es un todo en uno. Por lo tanto, le permite cocinar en el verdadero sentido de la palabra. Por supuesto, necesitará que sepas exactamente qué hacer. Pero, en general, te ahorra el esfuerzo y los problemas que tienes que poner para hacer un plato. Es precisamente esta habilidad la que la hace muy superior a otros robots de cocina como procesadores de alimentos multifuncionales o robots pasteleros.

En general, un procesador de alimentos está equipado con un cuchillo, una batidora, un batidor y una cesta de vapor interna. Disponible en varios rangos, el procesador de alimentos es excelente para cocinar platos como :Arroz con

  • leche;
  • Sopas;;
  • Verduras, etc.

Beneficios de usar un procesador de alimentos

Específicamente, cuando compras un procesador de alimentos, decides no molestarte con grandes trabajos en la preparación de tus comidas. Mientras tu robot esté funcionando, no necesitas estar ahí para supervisar. Todo lo que tienes que hacer es controlar los ingredientes. Ni siquiera tienes que preocuparte por la cocina. Tan pronto como la comida esté lista, el robot se detendrá automáticamente. Además de esta libertad en la cocina, disfrutas de muchos otros beneficios.

Cómo se utiliza un procesador de alimentos.jpg

Precisión en la preparación de sus comidas

Es un robot, así que es normal que la tarea para la que fue diseñado se lleve a cabo con perfección. Usando este dispositivo, tendrá uniformidad y precisión en la elaboración de los platos. Es un chef que es capaz de preparar deliciosas comidas para ti cada vez sin falta. Tan pronto como colocas tu comida, él se encarga de todo.

Ahorra tiempo y espacio

Con un procesador de alimentos, sólo toma unos minutos preparar varios platos. En tu opinión, no podrás lograr esta hazaña tú solo. Mejor aún, ya que reemplaza varios otros aparatos, ahorras más espacio en tu cocina. De hecho, por sí solo, puede mezclar, hervir, cortar y picar, revolver, amasar, cocer al vapor, dorar, etc.

Una comida totalmente sana

A menudo, cuando hablamos de máquinas, nos preguntamos si es posible, en ausencia de presencia humana, tener una garantía de la santidad de la comida. Con un procesador de alimentos, no te preocupes. El aparato funciona cuando está bien cerrado. Asegúrese de que no tendrá que preocuparse por los insectos, el polvo o cualquier cuerpo extraño que caiga en su sopa. El procesador de alimentos es hermético y mantiene la comida a alta temperatura. ¡Así que no hay manera de que puedas tener gérmenes en tu comida!

Sobre el uso

Como cualquier otro dispositivo electrónico, el uso de una cocina robótica comienza por encenderla. Cuando compras un procesador de alimentos, un libro de recetas siempre viene con él. Por lo tanto, tan pronto como hayas elegido una receta, todo lo que tienes que hacer es reunir los ingredientes y conectar tu máquina a una toma de corriente para iniciar el proceso de preparación.

Preparando los ingredientes

Como este es el primer paso en la cocina de cualquier comida y el procesador de alimentos es tu brazo derecho, tu máquina multiusos, te ayudará en la preparación de los ingredientes. ¿Quieres pelar, rebanar, picar, rallar, cortar o batir? El robot lo hará por ti. Mejor aún, porque tiene varios accesorios, el procesador de alimentos puede realizar cualquier tarea en la preparación de los ingredientes, sea cual sea el tipo de alimento (verduras, frutas, pescado …). De hecho, un buen procesador de alimentos tiene necesariamente:

  • Discos para cortar o rallar verduras y frutas (útiles para zanahorias, pepino, col roja, etc.) ;
  • Un cuchillo multiusos para cortar carne o cortar hierbas o vegetales (útil para preparar albóndigas, carne picada, relleno o puré de papas);
  • Un gancho de masa para amasar (útil para hacer pan, pastel o pasta de corteza corta);
  • Una hoja y un batidor para mezclar y batir (útil para las claras de huevo);
  • Un tazón de mezcla para emulsionar (útil para hacer salsas, hielo picado, batidos o licuados).

Tan pronto como la preparación de los ingredientes esté terminada, deberá pasar a otro paso: incorporar los ingredientes recomendados por la receta en el procesador de alimentos para cocinar.

Pero primero: la programación del robot

Aquí se trata de ejecutar un cierto número de acciones para permitir al robot hacer su trabajo correctamente. Después de haber iniciado el dispositivo presionando su botón de encendido, tienes que:

  • Seleccione el programa adaptado a la receta que ha elegido (olla de cocción lenta, licuadora, olla arrocera o vaporizador);
  • Ajustar el termostato para cocinar;
  • Revisa el libro de recetas para ver si necesitas añadir ciertos ingredientes en un momento específico durante la cocción.

Como el robot es autónomo, su función de parada se activa automáticamente en cuanto termina el proceso de cocción. Entonces tendrás que desenchufar tu aparato y dejar que se enfríe. Mientras tanto, disfruta de tu plato.